Press "Enter" to skip to content

La casa de la palmera

ANÁLISIS PREVIO:

A punto de desaparecer. Casi reducido a escombros está el edificio de la Palmera, uno de los más singulares del barrio marinero del Cabanyal – Canyamelar, en Valencia. Su pecado es encontrarse en el camino de la avenida Blasco Ibáñez hacia el mar. Una vía que el Ayuntamiento quiere prolongar a costa de tirar 1.654 viviendas. Esta vivienda, que antiguamente tenía una función educativa siendo una pequeña escuela, era querida y reconocida por los vecinos del barrio y después de su derrumbe hubieron muchos conflictos y revueltas. A parte de los pocos restos de la fachada principal de la casa, permanece aún lo que le da el nombre, que es la palmera que hay en la esquina suroeste de la parcela.

Mediante un largo análisis de la parcela podemos observar que en la medianera existen unos pilares que delimitan el hueco de la antigua escalera y otros aspectos: la gran altura que había en la primera planta (de unos 3m aproximadamente), unos azulejos que aun están en la pared, hay un desnivel hacia el mar notable de unos 25 cm y la vivienda con la que comparte medianera la parcela tiene una gran altura.

Perspectiva a mano

PRIMERA ETAPA

Croquis de la idea 1/50 y 1/100

La primera idea del proyecto constaba de una vivienda de 3 plantas en la que la planta baja se divide en 2 zonas, la del inquilino y la zona de día de la familia. Estos gozan en planta baja de sala de estar, baño y cocinas individuales. Entre ellas se encuentra un patio interior que separa y ventila las zonas que lo requieren. Hay 3 entradas, 2 que son directas a cada zona de la vivienda y 1 que sería la principal, a la que se entra desde el patio interior.

En segunda planta se encuentra la zona de noche de la familia, una terraza , un baño completo, y un espacio de lectura en modo biblioteca compartido con el inquilino de manera directa por una escalera en el noreste de la vivienda.

En tercera planta se encontraría el dormitorio principal del padre donde hay un pequeño estudio, un baño completo y la habitación.

DESARROLLO:

Ya delineado, la casa toma una forma y aspecto más del barrio del Cabanyal – Canyamelar mediante el uso de la cerámica y la fachada principal típica (cuatro ventanas, balcón y puerta doble).

SEGUNDA ETAPA

El proyecto ya tiene asentado varios asuntos, como puede ser su funcionalidad, su materialidad y ciertos aspectos de la estructura. En aspectos generales el proyecto trata de no ganar la suficiente altura como para crear un gran impacto visual y estar bien adaptado y integrado en las calles del Cabanyal, por lo que cuenta con materiales blancos como es el hormigón, madera de roble, hierro y cerámica. Estructuralmente hablando contamos con muros de carga con una luz de 6m y una primera planta que cuenta con una altura de 3m para contar con más amplitud y un segundo piso de 2.7m, finalmente en la cubierta no peatonal se encuentra un recubierto de gravilla y las correspondientes capas aislantes.

Perspectiva Suroeste

Como ya contábamos en un principio, el lugar en el que se encuentra esta vivienda moldea mucho su aspecto ya que las viviendas de alrededor tienen un aspecto muy característico que no quería perder en la fachada que da a la Calle San Pedro ahora peatonal, en la que se puede apreciar una imagen típica del Cabanyal.

Alzado Este

Se encuentra 1 entrada principal que se encontraría en la fachada más amplia y dos entradas alternas que permiten la entrada directa a dos espacios distintos. En planta baja disponemos de dos patios, uno acompañado de la palmera y otro central que separa y otorga luz a los dos espacios restantes, en el este nos encontramos el espacio para el inquilino en el que puede disfrutar de una cocina abierta al salón y un dormitorio individual. En el lado opuesto se encuentra la zona de día de la familia con un baño de servicio, una habitación auxiliar y una cocina y salón contando con un comedor que disfruta de las vistas de la palmera.

Plantas

Encima del apartamento del inquilino se encuentra la biblioteca, que sería como un espacio de descanso/zen en el que puede participar tanto el inquilino como la familia. Al lado se encuentra el dormitorio principal con un baño completo que cuenta con un armario empotrado y un balcón que disfruta de la Calle San pedro. A través de un pasillo que cuenta con un lucernario a cada lado con el patrón de la carpintería de la previa Casa de la Palmera, que así también el pasillo finaliza con este dibujo de la ventana en el alzado oeste. Este pasillo conecta con el lado oeste de la casa en el que se encuentran dos dormitorios para los niños con escritorio y armarios empotrados con un balcón que los relaciona. Estos dormitorios están servidos de un baño completo y una terraza que disfruta también de la preciosa palmera.